Delitos InformáticosDelincuentes estafan usando las fotografías de cédulas obtenidas de sus víctimas.

Proteja sus datos

Los delincuentes llaman a sus víctimas no solo para engañarles para obtener datos personales de forma oral o enviarles a sitios webs fraudulentos para que ingresen sus datos, sino que ahora también recopilan copias de cédulas para suplantar identidades, por lo que se podría suponer que están generando bases de datos con copias de cédulas de costarricenses para diversos fines delictivos.

¿Pero qué pueden hacer con su cédula?

Los estafadores ingresan a plataformas de compra y venta para negociar con sus víctimas, les llaman para engañarlos con el fin de cometer una estafa informática  o para que ellos mismos les depositen dinero con alguna clase de ardid (estafa tradicional), pero lo novedoso es que les piden una fotografía de su cédula (por los dos lados), por lo que pueden usar estas imágenes para estafar a terceros usando la identidad contenida en la cédula que les fue enviada.

¿Y cómo le puede afectar? 

He visto casos donde víctimas de la estafa, informática o tradicional, ponen la denuncia contra la persona que aparece en la cédula, lo que es una macabra estrategia donde inician un conflicto judicial donde están involucradas como contraparte sus víctimas.

Juicios en redes.

He visto a víctimas convirtiéndose en victimarios al quemar en redes sociales a víctimas suplantadas pensando inocentemente que están haciendo justicia rápida en contra de estafadores, con lo que no hacen otra cosa que exhibir su falta de lógica, ya que es claro que un estafador no enviaría su propia cédula para este tipo de actos.  Pero  en redes sociales la gente llega a conclusiones rápidas y “quema” a otros sin pensar si realmente lo que tiene frente a sus ojos es cierto y sin analizar las consecuencias legales.

Si una persona es víctima de una publicación en redes donde se le acusa de estafador puede solicitar que se supriman sus datos y si la persona no cumple se puede interponer la denuncia ante la Prodhab (Agencia de Protección de los datos de los Habitantes), proceso que es gratuito y no requiere representación legal.  E inclusive la víctima suplantada  puede querellar por lesión contra su honor a quien decida mantener la publicación en línea a pesar de ser informada de la verdad de los hechos.

De la misma manera, la suplantación de identidad es un delito en nuestro país, por lo que toda persona afectada por este tipo de acciones puede interponer la denuncia por suplantación de identidad (Artículo 230 del Código Penal).

Siguiente parada de los delincuentes: UBER.


Al leer la noticia de que UBER iba a empezar a pedir cédula para verificar la identidad de los nuevos usuarios que quieran pagar en efectivo, no pude evitar relacionarlo con esta nueva modalidad de uso de cédulas, porque aunque UBER no ponga a disposición del público estos documentos recopilados, sí es un hecho que es posible que a los choferes Uber los asalten personas que han usado las cédulas de otros para usar el servicio y cuando Uber colabore con las autoridades la cédula que aparecerá vinculada es la de una persona inocente.

Los delincuentes están aprendiendo a usar la tecnología y los ciudadanos debemos aprender a cuidar más nuestra información.

Consejos para luchar contra la suplantación de identidad.

  1. Restrinja el acceso a su información en redes sociales: entre más información tengan sobre usted más fácil pueden suplantarlo.
  2. Cuidado con enviar su curriculum vitae a sitios de baja reputación: su hoja de vida contiene información que es muy útil para los delincuentes. Si no sabe si un sitio es oficial ingrese al validador de sitios del gobierno para verificarlo.
  3. Dude de personas desconocidas que le pidan su hoja de vida para mejorarla: cuando el producto es gratis, el  precio podrían ser sus datos.
  4. Cuando le llamen por teléfono no brinde su información personal: por más inocuo que pueda parecer un dato, puede ser la pieza en el rompecabezas que le hace falta al delincuente.
  5. Active el segundo factor de autenticación en su correo electrónico y redes sociales: lo peor que le puede pasar es que le suplanten la identidad usando sus cuentas oficiales.

José Adalid Medrano Melara

Abogado especialista en derecho informático, conferencista internacional, consultor y capacitador sobre ciberdelincuencia, ciberseguridad y protección de datos personales. Co-redactor de las reformas al Código Penal costarricense sobre delitos informáticos ( Leyes № 9048 y № 9035) y del más reciente proyecto de ley de lucha contra la Ciberdelincuencia (Proyecto № 21187).

Enviar mensaje
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!

Si tienes una una consulta, puedes coordinar una cita con el abogado.