El 19 de mayo, la Asamblea Legislativa aprobó en segundo debate la Adhesión al Convenio sobre la Ciberdelincuencia, Exp Nº 18.484, lo que es un importantísimo paso que da nuestro país en la lucha contra la delincuencia que se da por vías informáticas.

Nuestro país fue invitado a formar parte hace más de una década y a pesar de no tener mayores detractores, fue todo un desafío para quienes estuvimos dando esta lucha, el explicar la importancia de dar este paso.  El principal obstáculo fue el desconocimiento sobre  la materia, porque lo que seguirá siendo importante el explicar qué es y qué no es el Convenio.

¿Qué es el Convenio sobre Ciberdelincuencia?

El Convenio sobre Ciberdelincuencia, mejor conocido como Convenio de Budapest (y el № 185 del Consejo de Europa), fue firmado el 23 de noviembre del 2001 y tiene como objetivo proteger a la sociedad contra el cibercrimen y hasta la fecha cuenta con 55 países miembros.

Es un instrumento internacional que tiene como fin armonizar el derecho sustantivo y dar herramientas esenciales en la investigación de los delitos que se cometen por vías informáticas.

Es el primer Convenio Internacional sobre Delitos Informáticos y es visto como el estándar mundial sobre la materia y tiene los siguientes objetivos:

  • Mejorar los instrumentos de cooperación internacional.
  • Armonizar el derecho sustantivo, no limitarlo.
  • Creación de instrumentos procesales comunes.
  • La instauración de una red permanente de contactos: 24/7

Los países miembros se comprometen a tipificar como delitos, dentro de sus respectivas legislaciones, distintas acciones criminales cometidas por medios informáticos: Acceso ilicito, Interceptación ilicita, interferencia en los datos, Interferencia en el sistema, Abuso de los dispositivos, Falsificación informática, Fraude Informático, delitos sobre pornografía infantil y delitos sobre Infracciones de la propiedad intelectual.

Nuestro país tiene una legislación bastante avanzada sobre delitos informáticos, que inclusive va más allá de lo requerido por el Convenio, por lo que en el derecho sustantivo es poco lo que debe hacer para cumplir.

¿En qué beneficia a Costa Rica la adhesión al Convenio sobre Ciberdelincuencia?

Evento en la Asamblea Legislativa en el año 2016, discutiendo sobre la importancia del Convenio Europeo sobre Ciberdelincuencia.

La investigación de los delitos que se cometen por vías informáticas suele ser compleja, debido a la rapidez en la comisión, la facilidad con la que se puede borrar la evidencia digital y la constante mejora en las técnicas que utilizan los ciberdelincuentes.

El cibercrimen es un flagelo transfronterizo que requiere, en la mayoría de los casos, de la cooperación internacional para su investigación y persecución, por lo que de poco le sirve a un país tener una fuerte legislación sobre la materia, si no tiene las herramientas para poder investigarlos.

En nuestro país, a pesar de tener una fuerte legislación sobre delitos informáticos, nuestras autoridades han enfrentado grandes obstáculos para poder obtener cooperación de empresas que se encuentran en otros países (Google, Facebook, Apple, entre otros).

Los principales servicios electrónicos que utilizan los costarricenses se encuentran en servidores controlados por empresas estadounidenses o europeas, por lo que las autoridades en una sencilla investigación para determinar la dirección ip de un  usuario de una red social, que cometió un delito, puede chocar con pared si la empresa que da el servicio no colabora con las autoridades.  Lo cual es bastante frecuente y aumenta mucho la impunidad. 

Con el Convenio de Budapest nuestras autoridades contarán con mejores herramientas para conseguir información esencial para la investigación de un delito cometido por medios informáticos, lo cual ayudará a disminuir la impunidad.

Es importante destacar que, al formar parte de este importante Convenio, no solo se obtiene acceso a un instrumento moderno para la investigación de delitos electrónicos, sino que también se podrá compartir conocimiento con más de 55 países que están también teniendo las mismas luchas.  Una vez que nuestro país sea parte, se convertirá en un país prioritario para la ayuda por parte del Consejo de Europa en temas sobre ciberdelincuencia y beneficiarse de fondos como los del proyecto GLACY+ (Global Action on Cybercrime).

El país debe tener un norte claro y aprovechar las ayudas del Consejo De Europa y la Organización de Estados Americanos (OEA), para convertirse en un líder en la región en la lucha contra la cibercriminalidad e impulsar a otros países de la región a ratificar el Convenio,  porque como país tenemos que tener claro que si ayudamos a eliminar los paraísos de la ciberdelincuencia, nos beneficiamos todos.

Actualización : La aprobación de la Adhesión al Convenio Sobre Ciberdelincuencia se publica el 3 de Julio del año 2017, en La Gaceta, en el alcance digital N° 161 .

[Descargar] Aprobación a la Adhesión al Convenio sobre Ciberdelincuencia.[PDF]

Lic. Adalid Medrano

Abogado especialista en Derecho Informático. Co-redactor de las recientes reformas al Código Penal costarricense sobre delitos informáticos (9048 y 9035)