La suplantación de identidad es el  tercer delito informático más denunciado en nuestro país,  fue incorporado en nuestro código penal en el artículo 230 desde el año 2012 y fue reformado en el año 2013 donde se extendió la protección a las personas jurídicas y a las marcas comerciales.

Suplantación de Identidad del Ministerio de Seguridad

En esta ocasión se está suplantando la identidad del Ministerio de Seguridad en Facebook, mediante la creación de una página en dicha red social, a nombre del departamento de Asuntos Internos de dicho ministerio.

asuntos internos ministerio seguridad

Es importante aclarar que una persona jurídica puede abrir distintas cuentas en medios sociales, con distintos objetivos e inclusive para distintos departamentos, y cada una de ellas conforman su identidad en medios digitales.

En el caso en concreto, los delincuentes se aprovechan que Facebook no verifica que sea realmente el Ministerio de Seguridad quien crea la página de Asuntos Internos, por lo que no solo crean la página sino que también empiezan a realizar publicaciones que hacen pensar a los receptores que el emisor es el Ministerio de Seguridad Pública a través de su Departamento de Asuntos Internos.

suplantacion-ministerio-presidencia

Con la intención de engañar a las personas y aparentar ser cuentas oficiales inclusive comparten publicaciones de otros ministerios e instituciones.

12359910_435549959970794_4191287565093093703_nEl objetivo en la creación de esta página es difícil de determinar, y podría ser desde una página creada sin autorización por funcionarios del MSP, hasta una página creada por delincuentes informáticos con el fin de  utilizarla como plataforma de comunicación para la comisión de estafas, obtención de información confidencial o la propagación de programas informáticos maliciosos.

Hay que ser cautelosos.

Recomendaciones

Debido a que para el usuario medio es muy complejo determinar si se encuentra ante una página oficial, lo más recomendable es no enviar información confidencial por estos medios, no hacer click en enlaces alarmistas, amarillistas y hasta sexuales, para evitar ser víctimas de los delincuentes informáticos.

Es importante recalcar que también algunas páginas o perfiles verificados han sido víctimas de los ciberdelincuentes por lo que no hay que bajar la guardia

Lic. Adalid Medrano

Abogado especialista en Derecho Informático. Co-redactor de las recientes reformas al Código Penal costarricense sobre delitos informáticos (9048 y 9035)